tarjeta-de-residente-permanente-lo-esencial-que-debes-saber

Tarjeta de residente permanente: lo esencial que debes saber

La tarjeta de residente permanente en Estados Unidos, no es otra cosa sino un documento de identidad para quienes viven de forma permanente en dicho país. Específicamente, para aquellos que no cuentan con la nacionalidad estadounidense.

Conocida también por su nombre oficial como Green Card (o “Tarjeta Verde” en español), las personas con este documento pueden vivir y trabajar en este país. Dos de los derechos más anhelados por muchos que pretenden establecerse en la unión americana. No obstante, con ellos se contraen toda una serie de obligaciones.

¿Cómo nació la Green Card?

A manera de referencia, vale la pena señalar que el nombre Green Card es herencia de la Segunda Guerra Mundial. A finales de este hecho histórico, se introdujo un documento similar de este mismo color. Fue en el año de 1997 cuando el documento actual fue adoptado, siendo impreso en distintos colores.

Ya en 2006, la tarjeta presenta un color que oscila entre el blanco y el amarillo, teniendo una franja verde de fondo. Los datos encontrados en la tarjeta incluyen el nombre completo del dueño, una fotografía, además de información personal.

portador-de-una-green-card-mostrarla-siempre-que-le-sea-solicitada-por-un-agente-de-inmigracionTodo aquél que tiene esta tarjeta, tiene el deber de siempre traerla consigo. De igual forma, es obligación del portador de una Green Card mostrarla siempre que le sea solicitada por un agente de inmigración.

Aquí un paréntesis, para puntualizar que lo anterior aplica únicamente para los extranjeros con residencia permanente. Las personas nacidas en Estados Unidos no están obligadas a portar este documento en todo momento.

Así mismo, se debe conocer que una vez obtenida esta tarjeta, es posible perder el estatus que la misma otorga si se comprueba alguna participación en un delito.

¿Cómo puedo obtener este documento?

Son varias las formas de obtener una tarjeta de residente permanente que existen. De acuerdo a lo estipulado en la Ley de Inmigración y Nacionalidad de Estados Unidos, las principales son:

– Inmigración mediante un miembro de la familia
– Inmigración mediante un trabajo
– Inmigración mediante una inversión (de $500 mil a $1 millón de dólares norteamericanos).
– Inmigración mediante la llamada «Lotería de Diversidad»
– Inmigración mediante el estado de Refugiado o Asilo
– Inmigración mediante provisiones de «El Registro» del «Immigration and Nationality Act»
– Inmigración aprobada por el director de la «Central Intelligence»

Cada vía tiene sus propios requisitos, pero ya ahondaremos al respecto en otras oportunidades.