como-sacar-una-visa-de-turista-para-que-mi-perro-me-acompane

Cuando uno es nuevo en esto de viajar a Estados Unidos, las preguntas suelen ser muchas y muy variadas. ¿Qué puedo y no puedo ingresar al país? ¿Qué se permite llevar de regreso a mi lugar de origen? Incluso, no es tan raro que alguien se pregunte cómo sacar una visa de turista para su perro.

Siempre es mejor preguntar que quedarse con la duda sobre la visa laser. Y más cuando se trata de visitar otro país, donde las reglas pueden ser distintas a las que estamos acostumbrados

En el caso de los perros, permítenos aclararte que no existe una visa de turista. Sin embargo, esto no significa que tu fiel amigo no pueda ingresar a Estados Unidos.

Enseguida, te decimos qué necesita tu mascota para poder acompañarte en tu travesía.

Antes de cualquier otra cosa, debes saber cuál es la autoridad responsable de controlar el cruce de animales. Se trata del Centro para el Centro y Prevención de Enfermedades, o CDC por sus siglas en inglés. La CDC vigila que mascotas -y sus dueños- se encuentren a salvo, tanto locales como extranjeras.

como-sacar-una-visa-de-turista-para-que-mi-perro-me-acompane

Si quieres viajar con tu canino amigo, es imprescindible que tengas actualizado su certificado de salud. En él, su veterinario debe corroborar no solo que cuenta con todas sus vacunas obligatorias, sino que están vigentes.

De todas ellas, la más importante es la de la rabia. Pero no basta con que la tenga, sino que no debe haberse administrado con una diferencia mayor a 30 días previo al ingreso a Estados Unidos.

Esta regla tiene una excepción, y aplica si vienes de un país donde la rabia no es un peligro para las mascotas. En el caso de México no es así, por lo que tener esta vacuna es obligatorio.

Si tienes o has tenido un perro, sabrás que no debes vacunarlo antes de que cumpla 3 meses de nacido. Dicho esto, se prohíbe la entrada al país de cualquier perro menor a 4 meses, incluyendo los 30 días que debió recibir su medicamento.

Y listo, es todo lo que necesitas. Como podrás ver, el único que debe preguntarse cómo sacar una visa de turista es el humano, y no el perro.